CARTA POLÍTICA VAMOS POR EL TRIUNFO EL 19 DE JUNIO POR UN GOBIERNO DEMOCRÁTICO QUE INICIE LA RUTA DEL CAMBIO POR LA VIDA

Los resultados del pasado 29 de mayo registran un importante avance con la votación lograda por las candidaturas de Gustavo Petro a la presidencia y Francia Márquez a la Vicepresidencia, por el Pacto Histórico y el Frente Amplio que sumado al éxito en las elecciones del Congreso ubica a la izquierda como la primera fuerza político electoral del País, hecho sin antecedentes en la vida nacional.

Se inicia una campaña intensa de dos semanas y media en la que está en disputa la conquista del cambio verdadero, la consolidación del proceso de paz con justicia social y las reformas indispensables para una nueva era de progreso que deben ser la obra de un gobierno democrático de coalición popular. En esta Segunda Vuelta el esfuerzo fundamental consiste en derrotar al bloque de la derecha, reunida alrededor de Rodolfo Hernández que superó en votos al uribista raizal Federico Gutiérrez. De hecho, Hernández es, a la vez el fruto de la crisis y la descomposición del uribismo, de la inflación mediática basada en las encuestas, del asesoramiento y la inversión descomunal de recursos económicos de la derecha neoconservadora, pro-fascista transnacional. Expresa una retórica demagógica, de reformismo al detal, improvisado y dictatorial, una misoginia patriarcal y torpemente clasista, envuelta en un discurso anti-establecimiento y anticorrupción.

Todo lo cual nos permite afirmar que la disyuntiva en esta Segunda Vuelta es entre cambio democrático y regresión autoritarista, que no es sólo permanencia continuista del viejo orden apoyado por la derecha narcoparamilitar, sectores conservadores tradicionales y poderes económicos mafiosos: lo peor del imperialismo neocolonial y retrógrado intenta asaltar el poder por una vía institucional.

El campo alternativo debe tener conciencia clara en esta disyuntiva. La tarea es derrotar la intentona pro-fascista, desenmascarar el proyecto de destrucción de la democracia que implicaría reversar la sociedad a las condiciones de una dictadura civil, tal como lo ha intentado el fracasado gobierno de Duque. Hay que confrontar la idea de Hernández según la cual un régimen autoritario puede terminar con la corrupción, la politiquería, las injusticias, la victimización y la violencia estructural. Por el contrario, el Pacto Histórico y la fórmula Petro Francia representan la vía democrática para avanzar en la salida de la crisis nacional, las profundas desigualdades, erradicar la utilización del poder ciudadano para el enriquecimiento privado, consolidar la solución política para la paz, la justicia social, ambiental y de género.

La convergencia de nuevas fuerzas y la unidad del Pacto Histórico constituyen el núcleo duro de la voluntad popular que despega con el voto de más de ocho y medio millones de ciudadanas y ciudadanos. La tarea es fortalecer aún más los espacios ganados, persuadir a quienes no han votado, aclarar con un lenguaje adecuado y persuasivo el proyecto que encarnan Petro y Francia y explicar el papel fundamental de la intervención popular en la construcción de un poder social que logre vencer efectivamente la corrupción, el hambre galopante, la explotación capitalista, la violencia contra las y los líderes sociales, el racismo y la estigmatización anticomunista. Hay que acortar las diferencias en las regiones donde ha ganado la derecha. Hay que dirigir un discurso claro a la juventud y a la mujer. Las visitas colectivas organizadas a comunas y barrios populares, poblaciones y territorios deben buscar el contacto directo casa a casa y la explicación persuasiva de las propuestas de cambio.

Las y los comunistas, conjuntamente con Unión Patriótica y otras sensibilidades hemos puesto nuestro aporte a este avance del pueblo. Pero no en todas partes con el empeño y la abnegación necesarios. Esto debe cambiar, las direcciones partidarias deben estar al frente de las tareas en la base, acompañar a las y los elegidos, empapelar las ventanas con las fotos de Petro y Francia, mostrar el esfuerzo colectivo organizado como ejemplo. La juventud comunista debe visibilizarse y liderar el compromiso entre el estudiantado, las y los jóvenes trabajadores en la agitación de calle, la animación de redes, las expresiones de la cultura con el Pacto Histórico. Hay que llevar la alegría que prenda en los corazones el sentimiento de Victoria Popular, de cambio alternativo, de avance hace un nuevo poder de las y los de abajo.

En consecuencia, proponemos las siguientes líneas de trabajo:

1. Consolidar la votación que tenemos e Iniciar la ofensiva del contacto directo casa a casa y la comunicación permanente con sectores sociales, acompañadas de actividades lúdicas como carnavales y caravanas en los territorios y espacios de alta afluencia de público en ciudades, con el fin de ganar una mayor influencia en la franja de los indecisos, el abstencionismo y el voto en blanco para cumplir con la meta de 11 millones de votos que garanticen el triunfo de nuestro proyecto político alternativo y transformador.

2. Avanzar en espacios de balance de nuestra participación electoral en las regiones, definiendo la concreción de tareas e iniciativas políticas a partir del mapeo territorial y sectorial de nuestra influencia, ampliando el trabajo con los jóvenes y las mujeres; delegando la actuación y compromiso de miembros de las direcciones políticas y dirigentes de masas; para lo cual se concretaran giras por parte de integrantes del Comité Central como apoyo al trabajo político electoral en Departamentos que lo requieran; ratificando que nuestra prioridad y que hacer político en la presente etapa es en función de la segunda vuelta presidencial.

3. Ampliar la influencia en el manejo de redes sociales como WhatsApp, Facebook, Tik Tok, etc.; con mensajes claros y precisos que generen identidades e interpreten las emociones y sensibilidades de la gente, desincentivando el voto por Rodolfo Hernández, posicionando contenidos contra el autoritarismo, la misoginia, por la democracia y la inclusión.

4. Diseñar una sola estrategia comunicativa, agitacional y propagandística como PCC, JUCO y UP con la adopción de un fondo común que garantice la impresión de material publicitario como periódicos, manillas, calcomanías, etc.

5. Fortalecer y ampliar los equipos de trabajo o comités Municipales y Departamentales de la campaña electoral, con la participación de nuevos actores sociales y políticos que garanticen futuras adhesiones y la movilización del voto como sustento de la construcción de la política de unidad.

6. Complementar el compromiso de la vigilancia y el control electoral con la ampliación de los equipos de jurados y testigos electorales para minimizar el riesgo del fraude electoral.

7. Convocar una gran movilización ciudadana que visibilice y le de proyección al Pacto Histórico y al frente amplio por la vida, la paz y la democracia, con iniciativas de participación masiva como las planteadas por el movimiento de mujeres y la convocatoria de asambleas permanentes por el cambio en diferentes universidades del País.

COMITÉ EJECUTIVO CENTRAL PARTIDO COMUNISTA COLOMBIANO

Bogotá DC, junio 1 de 2022