Mensaje Central al 92°aniversario de fundación del PCP

Mensaje al 92° aniversario de fundación del Partido Comunista Peruano – PCP


LUIS VILLANUEVA CARBAJAL
Secretario General
Partido Comunista Peruano

 

Estimados, estimadas camaradas y amigos que nos están siguiendo por las redes sociales, amigos representantes de Juntos por el Perú y Nuevo Perú que nos acompañan, y un especial saludo para nuestro camarada Eduardo, representante de la Embajada de la República Popular de China en el Perú, buenas noches.

Hoy 7 de octubre de 2020, celebramos el 92° aniversario de la fundación de nuestro partido, el partido de la clase obrera, en una situación de confinamiento debido a la pandemia del COVID-19, que castiga mortalmente a decenas de miles de peruanos, principalmente a las personas pobres y excluidas de nuestra sociedad.

En este aniversario, con profunda gratitud, rendimos homenaje a nuestro Amauta José Carlos Mariátegui La Chira, a Julio Portocarrero, Avelino Navarro, Hinojoza, Ricardo Martínez de la Torre, Bernardo Regman, Borjas, Luciano Castillo y Chávez León, quienes con convicción proletaria fundaron el Partido Socialista del Perú el 7 de octubre de 1928 y que a partir de 1930 adopta la denominación de Partido Comunista Peruano que lo identifica hasta hoy.

Los comunistas peruanos hemos enfrentado con entereza las situaciones más difíciles, por el mismo hecho de pertenecer a una organización fundada en principios y los nobles ideales de la lucha revolucionaria para construir una nueva sociedad con justicia social, inclusiva, solidaria y soberana: el socialismo peruano, sin calco ni copia.

El PCP en sus 92 años de trayectoria imbuida en las luchas del pueblo, contra las tiranías de gobiernos oligárquicos y la explotación capitalista, miles de mujeres y jóvenes estudiantes, obreros, campesinos e intelectuales, forjaron -con sangre, prisiones y torturas- la historia del Partido y la historia de nuestro país, a todos ellos nuestro profundo homenaje.

A 200 años de la independencia del colonialismo español y la fundación de la República, a la luz de los resultados nefastos de los últimos 30 años de gobiernos neoliberales, el PCP reafirma la necesidad de una nueva Constitución Política democrática, popular e intercultural, que rescate el papel tuitivo del Estado y su real participación en el desarrollo de las fuerzas productivas, la redistribución de las riquezas para el desarrollo de las personas, con más salud, más educación, más oportunidades de empleo, etc.

La pandemia del COVID-19 ha puesto en evidencia el fracaso del régimen neoliberal: el sistema de salud ha colapsado por falta de inversión en infraestructura y equipamiento hospitalario, igualmente ha fracasado el sistema educativo en todos sus niveles, los servicios básicos de agua y saneamiento, de energía eléctrica, etc.

De otra parte, ha colapsado el sistema productivo y el empleo, junto a ello la corrupción se ha extendido en las instituciones del Estado en el más alto nivel, a la fecha tenemos cinco presidentes de la República comprometidos en delitos económicos y otros. Políticos procesados por lavado de dinero, etc.

Desde el mes de julio a la fecha, han ocurrido hechos que han contribuido a generar inestabilidad y confrontación entre el Poder Ejecutivo y el poder Legislativo: como la caída del gabinete Cateriano; los intentos de censura a los ministros de Educación y de Economía y Finanzas; el fracaso en la lucha contra el COVID-19, y a consecuencia de ello la paralización de las fases de reactivación económica que planificó el Gobierno.

Se suma la crisis palaciega, por la difusión de audios que comprometen al presidente de la República Martín Vizcarra junto a su entorno más cercano, en tráfico de influencias y obstrucción de la justicia, que propició el pedido de vacancia del presidente Vizcarra por el Congreso de la República, el mismo que fue desestimado; pero la investigación del Ministerio Público ha tomado fuerza con la captura de funcionarios o exfuncionarios comprometidos en el caso “Richard Swing”.

Todo esto dentro del proceso electoral convocado para abril de 2021.

Los sectores conservadores de la derecha neoliberal liderada por la oligarquía financiera y la burguesía empresarial pro imperialista organizados en la CONFIEP, han afirmado su control político. Son los que ponen la agenda económica, política y social al gobierno de Vizcarra, y han neutralizado al Congreso en su afán de legislar sobre antiguas demandas de los trabajadores y del pueblo peruano.

Se han congelado la ley de la ONP, el control de los intereses leoninos de la banca, el control de los monopolios, las altas tarifas de la energía eléctrica para el consumo domiciliario, entre otras medidas satanizadas como “populistas” porque afectan los intereses económicos de los grandes capitales.

El objetivo de la derecha apunta a una transición del poder donde prevalezca el continuismo neoliberal, a pesar del rotundo fracaso después de 30 años de gobiernos que han agudizado las desigualdades sociales, entregando nuestras riquezas al gran capital nacional y extranjero.

En este contexto, los tres ejes centrales de la política nacional abarcan:

  1. La lucha contra la pandemia.
  2. La reactivación económica.
  3. Las elecciones de abril de 2021.

Junto a ello están vinculadas las luchas sindicales y del pueblo organizado, por la preservación de la vida, de sus demandas socioeconómicas; la lucha política e ideológica de nuestro partido y de las fuerzas políticas de izquierda y progresistas que propugnan el cambio del régimen neoliberal fracasado, aquí y en otros países del Continente.

En esta fecha con ocasión del 92 aniversario del PCP queremos informar a la militancia y a los amigos del partido: que en cumplimiento del mandato estatutario se ha convocado la realización del XVI Congreso Nacional Ordinario del PCP, para los días 3, 4 y 5 de diciembre del presente año. Por tal razón se nombró la Comisión Organizadora del Congreso Nacional y los responsables de la Subcomisiones de Tesis Políticas, Programa y modificación del Estatuto.

El XVI Congreso Nacional será trascendental, porque en el mundo se están produciendo cambios cualitativos en la ciencia, la tecnología, en las relaciones de producción y en otros ámbitos de la sociedad, que muchos científicos y estadistas señalan como un cambio de época.

Nuestro partido fundamenta su ideología y actividad política, en la teoría del socialismo científico, concepción que se sustenta en el marxismo-leninismo y los aportes del pensamiento socialista revolucionario nacional y mundial, destacando el aporte del pensamiento de José Carlos Mariátegui. Por lo tanto, tenemos que ir al ritmo de los avances científicos y tecnológicos de la humanidad.

Respecto a la política electoral, nuestro partido, acordó continuar fortaleciendo nuestra participación en Juntos por el Perú (JP). Nuestra posición siempre se ha mantenido firme por forjar la unidad de las fuerzas de izquierda, progresistas y antimperialistas.

Por el momento podemos decir que JP ha acrecentado sus fuerzas con la incorporación de movimientos políticos y organizaciones del pueblo en importantes regiones del país. Se puede concluir que los esfuerzos de unir a todas las fuerzas del cambio han tenido resultados positivos, es natural que estos procesos unitarios tomen su tiempo.

Las elecciones generales no se realizarán en un escenario adecuado, porque está primando el interés de una transferencia de gobierno que asegure la continuidad en el poder de la élite neoliberal que gobierna el Perú desde 1990.

En este marco de confrontación ideológica, política y programática hay que afinar la plataforma unificadora de todos los sectores que han resistido y se encuentran luchando contra las medidas neoliberales.

El PCP propone una plataforma mínima para la unidad en la acción.

Debemos forjar la unidad para ser gobierno y poder, para organizar al pueblo y defender los cambios necesarios en favor del pueblo, a través de un programa que atienda sus demandas, entre ellas:

  1. Revertir la política privatizadora de los servicios médicos de los hospitales, para que no se lucre con la salud del pueblo.
  2. Instalación de plantas genera­doras de oxígeno medicinal en todos los hospitales del país.
  3. Funcionamiento y reforzamien­to de la atención primaria en los cen­tros de salud para evitar el colapso de los hospitales y la población goce de atención.
  4. Establecimiento del Ingreso Básico de Emergencia Universal de 1000 soles hasta la culminación de la pandemia, que saldría del cobro de las empresas morosas, combatiendo la evasión fiscal y eliminando las exo­neraciones tributarias que son privi­legio de las grandes empresas.
  5. Eliminar los contratos adminis­trativos de servicios (CAS) y la terce­rización en los sectores público y privado del Estado.
  6. Luchar por la derogatoria de la sus­pensión perfecta de labores y ceses colectivos; así como el impulso a la generación de empleo digno permanente y sostenido mediante la industrializa­ción del país.
  7. La reestructuración total del actual sistema pensionario con participación de las organizaciones representativas de los trabajadores y pensionistas.
  8. Hacer una reforma tributaria que comprenda el impuesto al patrimonio o riqueza, la eliminación de exoneraciones a la gran empresa y las concesiones; así como se haga efectivo el cobro de to­dos los tributos adeudados. En ese sentido el TC acordó que las deudas tributarias de 158 empresas, por más de 9 mil millones de soles deben ser pagadas a la SUNAT.
  9. Eliminar la cultura de privilegio mediante un plan de austeridad que regule los salarios de los funcionarios públicos y la eliminación de los gastos de publicidad estatal y restringir las consultorías que significan miles de millones de soles al Estado.
  10. Créditos de fomento para los pe­queños y medianos agricultores con tasas de interés del 3% para garan­tizar las campañas de siembra y con ello la alimentación de la población ante la posibilidad de una hambruna.
  11. Reorganizar la Policía Nacional ante las denuncias de corrupción, en los altos y medianos mandos, involu­crados en compras fraudulentas, el narcotráfico y el sicariato.
  12. Luchar contra la corrupción pú­blica y privada.
  13. Combatir la violencia contra la mujer y los niños, el sicariato, y el narcotráfico.

Estas acciones además de responder a las exigencias del pueblo son las bases que debemos ir sentando para la construcción del socialismo en el Perú implantando el ejercicio real de la Democracia y la vigencia plena de los Derechos Humanos.

 

¡Viva los 92 años del Partido Comunista Peruano!

¡Viva el Perú!