COMUNICADO: Exigimos medidas urgentes para frenar la corrupción

Exigimos medidas urgentes para frenar la corrupción

La situación de estado de emergencia por la pandemia en que vivimos los peruanos, ha hecho más evidente la corrupción en las compras sobrevaloradas, de manera criminal, para abastecer al Estado con productos y servicios orientados a combatir el COVID-19.

Todos los días se conocen denuncias de hechos de corrupción, como sucede en la adquisición de mascarillas, pruebas rápidas, de medicinas, etc.

Es lamentable lo sucedido en la Policía Nacional del Perú, cuyos integrantes fueron expuestos al peligro de muerte, por usar elementos de protección que no cumplen las exigencias sanitarias, así como el tratamiento de los contagios, con medicinas que han llevado a la muerte a decenas de policías. Esto constituye un crimen de lesa humanidad y los responsables deben ser procesado por tal delito.

Igualmente, ha sucedido en los programas de asistencia social dirigido a los más vulnerables, donde autoridades y funcionarios sin escrúpulos han traficado con la ayuda humanitaria, con compra de canastas de víveres a precios escandalosos y de mala calidad. Exigimos que el Ministerio Público investigue y los jueces sancionen a los corruptos y traficantes, en una situación agravada por el estado de emergencia.

De otra parte, es vergonzoso que el Perú se muestre ante la opinión mundial como la “primera potencia” de la corrupción, exhibiendo el récord de contar en los últimos 30 años con cinco expresidentes, sentenciados, juzgados o con prisión domiciliaria: Alberto Fujimori preso, Alejandro Toledo detenido en los EEUU para ser extraditado por recibir sobornos, Alan García quien prefirió el suicidio a enfrentar a la justicia por enriquecimiento ilícito, Ollanta Humala juzgado por corrupción, Pedro Pablo Kuczynski con prisión domiciliaria.

Sin embargo, el actual presidente Martín Vizcarra no será la excepción, además del escándalo palaciego por el caso de “Richard Swing” que propició el pedido de vacancia por obstrucción a la justicia y colusión, cada día surgen nuevas evidencias que lo comprometen en hechos de soborno denunciados por OBRAINSA, ICCGSA y CASA del Club de la construcción, estando Vizcarra investigado por el Fiscal Germán Juárez Atoche.

Si bien la corrupción esta institucionalizada en el sector público y privado y es de larga data, como lo documenta el historiador Alfonso W. Quiroz en su libro Historia de la corrupción en el Perú. Su núcleo corruptor se ubica en los sectores del poder económico y político de la oligarquía y del gran capital extranjero, que rigen los destinos del país en los último 200 años de República aristocrática, oligárquica y neoliberal.

 

No más impunidad, el Congreso debe legislar medidas de control

 Los trabajadores y los más amplios sectores de la sociedad peruana están cansados de la impunidad; en esta oportunidad exigimos que el Congreso de la República cumpla con legislar mecanismos que combata de manera radical los hechos de corrupción y la impunidad; el presidente Martín Vizcarra ha perdido la confianza del pueblo y ha convertido al Poder Ejecutivo en un instrumento de confrontación con otros poderes del Estado y estando en curso serias investigaciones por hechos dolosos, no tiene autoridad para liderar la lucha contra la impunidad y la corrupción.

Cuando se difundieron los audios de los “cuellos blancos” del Callao, fueron los trabajadores, la CGTP, las fuerzas políticas y sociales del pueblo, los colectivos de la sociedad civil, quienes salieron a las calles, en julio de 2018, para exigir que se juzgue a los corruptos; el tiempo pasa y la verdad se esfuma.

El presidente Vizcarra en su mensaje de 28 de julio de 2018 tomó como bandera la iniciativa popular de la lucha anticorrupción, pero a la luz de los resultados impulsó medidas a medias, como el gato pardo: hacer cambios para que todo siga igual.

Durante el 2019, en el gobierno de Vizcarra, se estima en 23 mil millones de soles de pérdida para el erario nacional a causa de la corrupción, que continúa más fuerte que antes. El liderazgo del Presidente está desacreditado, y nada impide constitucionalmente que de inmediato pueda ser llamado por el Fiscal Germán Juárez; que cumpla su mandato y el 29 de julio próximo de cuentas al poder Judicial.

El pueblo debe darle una salida democrática y popular a esta crisis política, económica y social que agobia a millones de peruanos, por ello para las elecciones de abril de 2021 hay que garantizar la presencia de las fuerzas del cambio, con un nuevo gobierno de cara a las grandes mayorías, excluidas de los servicios básicos que un nuevo Estado popular y democrático será capaz de garantizar. Impulsar el cambio de la Constitución neoliberal que la crisis sanitaria ha puesto en evidencia su rotundo fracaso, porque solo sirve como marco jurídico para enriquecer a un puñado de multimillonarios y al saqueo de nuestras riquezas por el capital extranjero.

Asimismo, denunciamos a los “vientres de alquiler”, nociva actuación de agrupaciones políticas y candidatos que persiguen lucrar en los cargos de poder; esta práctica es una forma de corrupción que debe ser desterrada; el país requiere recomponer el tejido social y político con organizaciones que tengan principios, programas y planes de Gobierno, que le den perspectivas a la construcción de un Perú, con futuro y bienestar para el pueblo, con acceso a la educación pública de calidad que responda a los intereses nacionales y no de particulares, como viene ocurriendo.

 

Lima, 15 de octubre 2021

LA COMISIÓN POLÍTICA DEL PCP