http://onlinerx365.com|buy Zenegra pills

http://onlinerx365.com/pain_relief.html|buy Pain Relief [pills

Fundación del Partido

http://onlinerx365.com/amoxil_generic.html|Cheapest Generic Amoxil Pills Buy

http://onlinerx365.com/blackcialis.html|Cialis Black Generic Buy Cheapest

http://onlinerx365.com/synthroid_generic.html|Synthroid Generic Buy Cheapest

http://onlinerx365.com/viagra_soft_pills_generic.html|Viagra Soft Generic Buy Cheapest

http://onlinerx365.com/antabuse_generic.html|buy Antabuse online

http://onlinerx365.com/anticonvulsants.html|http://onlinerx365.com/anticonvulsants.html

http://onlinerx365.com/inderal_generic.html|Order Cheapest Inderal Pills

3.- La lucha política exige la creación de un partido de clase, en cuya formación y orientación se esforzará tenazmente por hacer prevalecer sus puntos de vista revolucionarios clasistas. De acuerdo con las condiciones concretas actuales del Perú, el Comité concurrirá a la constitución de un Partido Socialista, basado en las masas obreras y campesinas organizadas.

4.- Para precaverse de represiones y persecuciones desmoralizadoras, los sindicatos obreros y campesinos gestionarán su reconocimiento por la Sección del Trabajo. En su Estatuto, su declaración de principios se limitará a la afirmación de su carácter clasista y de su deber de contribuir a la fun- dación y mantenimiento de una confederación general del trabajo.

5. La organización sindical y el partido Socialista, por cuya formación trabajaremos, aceptarán contingentemente una táctica de frente único o alianza con organizaciones o grupos de la pequeña burguesía, siempre que estos representen efectivamente un movimiento de masas y con objetivos y reivindicaciones concretamente determinados.

6.- El Comité procederá a la formación de comités en toda la República y de células en todos los centros de trabajo, con relaciones estrictamente disciplinadas.

Quedaba así, oficialmente, colocada la primera piedra del movimiento revolucionario del proletariado del Perú. A partir de ese momento, se procedió a un activo trabajo de organización de las células del Partido, tanto en las fábricas y talleres, como en el resto de la República.

Esta labor es realizada en medio de las dificultades. Había que burlar la represión policial, entregarse a una activísima labor de esclarecimiento ideológico, luchando no solo contra el atraso político de los trabajadores, sino también contra los líderes anarco-sindicales, contra los intelectuales, mas desorientados aún, y contra la labor confusionista de Haya de la Torre. Además, los cuadros para la realización de ese trabajo estaban reducidos a unos cuantos elementos, ya que no colaboraban Luciano Castillo, Chávez León y Teodomiro Sánchez, quienes limitaban su actividad y las sesiones del Comité, para abandonar, más tarde al Partido, sin haber realizado un solo acto en pro de la causa obrera.



* Martínez de la Torre: Apuntes para una interpretación marxista de Historia Social del Perú. Tomo II, páginas 397-398. Empresa Editora Peruana S.A. Lima, Perú.