Conferencias Nacionales

 Volver a la Lista

Conclusiones y Resoluciones de la Conferencia Nacional del PCP- Manuel Castillo Cabrera “Manolo” | 08/May/2017 11:58:34 AM

Conclusiones y Resoluciones

de la Conferencia Nacional del PCP- Manuel Castillo Cabrera “Manolo”

 

Del 30 al 31 de mayo del presente año, se realizó en la ciudad de Lima, la CONFERRENCIA NACIONAL de nuestro Partido. Por aclamación unánime y en medio de calurosos aplausos, se acordó nominar ese importante evento, con el nombre de nuestro querido camarada MANUEL CASTILLO CABRERA en reconocimiento de su ejemplar trayectoria partidaria y su enorme contribución a la lucha revolucionaria de nuestro pueblo.  

El camarada Manolo - como lo llamábamos cariñosamente, fue dirigente de la Juventud Comunista y del Partido. Integrante principal del grupo musical del Partido “Vientos del Pueblo”, reconocido internacionalmente y desde el que contribuyó decididamente a la lucha revolucionaria en el frente cultural y político.  Falleció el 7 de marzo del presente año, siendo miembro destacado del Comité Central del Partido, integrante de la  Comisión Política y Responsable de la Comisión Nacional de Frente Único. Desarrolló una abnegada y ejemplar labor en favor de la construcción del Partido y la unidad de la Izquierda, así como del movimiento sindical y popular. Forjó y dirigió la Coordinadora Política y Social con la que impulsó junto a la CGTP, el Partido y la izquierda, numerosas jornadas de lucha y paros nacionales en defensa de los derechos y conquistas de los trabajadores y el pueblo.

La Conferencia Nacional congregó a los dirigentes nacionales y regionales del Partido y a más de un centenar de delegados elegidos por las bases. La agenda se centró en el análisis de la situación política y la adecuación de la línea del Partido para el periodo actual. Luego se analizó la situación orgánica y el funcionamiento del partido en relación con el movimiento social, se plantearon medidas rectificatorias y se hicieron reajustes en la estrategia y táctica de construcción de Partido. Seguidamente se actualizó el Programa aprobado por el XIV Congreso del Partido y se precisaron los lineamientos programáticos  sobre los que el Partido impulsará la política de alianzas y la lucha de masas. Finalmente, luego de procesado un riguroso balance se renovó el 20 % de los miembros del Comité Central, de conformidad con el mandato estatutario.  

Luego de un amplio debate se aprobaron los informes que recogieron importantes  aportes, agregados y modificaciones formuladas y se sancionaron las siguientes conclusiones y resoluciones:

I. La crisis del capitalismo en el mundo y sus repercusiones

El Pleno de la Conferencia debatió la crisis del modelo económico sometido al imperialismo norteamericano y a las trasnacionales de distinto origen, así como, la crisis del Estado Neoliberal, así como su impacto en nuestro país, tanto en lo económico, como en lo político. Se subrayó que la ideología neoliberal que preconiza el “pensamiento único”, el “fin de la historia y la Unipolaridad” ha sufrido un fuerte descalabro en la arena internacional por la crisis financiera de la que aún no se recuperan EEUU y Europa.

En nuestro país el pasado “consenso” y hegemonía del modelo neoliberal fue erosionado en diversos sectores y actuaciones; en el terreno ideológico surgen discrepancias y cuestionan la hegemonía cultural y propagandista de los defensores del modelo; en las regiones la necesidad  de una nueva dinámica, choca contra la política económica y el enclave primario exportador, que sólo beneficia a los grupos empresariales y sus testaferros nacionales así como a los corruptos “regionalistas”.

La constitución neoliberal que surgió de la dictadura fujimorista, cuyo carácter populista, burocrático y corrupto del viejo estado capitalista, creyeron que la privatización y reducción del estado, privilegiando el papel monopólico y privado al servicio exclusivo de los grandes grupos de poder, era la solución para un estado eficiente  y transparente; hoy cosechan una dura realidad. El Estado Neoliberal sigue siendo burocrático, improductivo y es más corrupto por el carácter del régimen privado.

El Estado Peruano ha abandonado su función social y pública, de atender las grandes demandas del país y la sociedad, para desnudarse como una siniestra dictadura monopólica, que es manejada, no desde el poder ejecutivo o legislativo, sino desde el Ministerio de Economía y Finanzas, a través de sus instrumentos y entidades de gestión como la OSCE, SEACE, SNIP, FONAFE, PROINVERSIÓN, entre otros, que marcan la hoja de ruta de los gobiernos que salen de las elecciones en este sistema.

El proceso descentralista, conseguido por las grandes movilizaciones regionales, que permitió constituir gobiernos  y presupuestos regionales y municipales, desconcentrar funciones y competencias nacionales, incorporar el presupuesto participativo y la vigilancia ciudadana, nunca  respetó realmente la voluntad popular y paulatinamente se viene recentralizando desde el MEF, concentrando nuevamente los recursos económicos, y las decisiones de las inversiones.

II.      La Situación Política Nacional

La Conferencia nacional ha constatado que, a poco menos de un año para que finalice el gobierno de Humala, podría decirse que la disputa electoral ha comenzado. Los escándalos que se aprecian a diario en los medios no solo nos reflejan la frivolidad y la corruptela instalada en las altas esferas del gobierno y de la política peruana, sino, lo que será en realidad la campaña electoral, es decir, una serie de ataques personales sin tratar los temas de fondo que interesan a la nación, pero sí, tratando de magnificar cualquier desmán de los contrincantes políticos, para aprovecharlo en su favor.

En el actual debate, tanto con motivo de la Investidura  del nuevo gabinete, como por resolver si se le dan facultades extraordinarias al ejecutivo, hemos podido apreciar que los partidos llamados de “Oposición” en realidad no se oponen a nada que haga peligrar el modelo imperante ni a malquistarse con los poderes económicos; por ello, los delegados a la Conferencia coincidieron en que los chantajes y presiones que se hacen entre ellos, tratan de crear el espejismo a la población de que la felonía y la corrupción, así como la penetración del dinero del narcotráfico y otros ilícitos son “contingencias naturales” de la política: “todos son iguales” es lo que quieren que piense la población, para así, eludir el dedo acusador por su antiguos y nuevos delitos.

De manera que las principales acciones de los partidos políticos de la derecha que aparecen en las encuestas, como si fueran los únicos llamados a disputar el poder, giran en torno a constituirse como una alternativa que satisfaga los requerimientos de los poderosos nacionales y trasnacionales para ganar su respaldo. Esta será la característica del actual periodo, lo que no quita que seguirán la presión a Humala para que sea él quien termine con el trabajo sucio contra los intereses populares.

La lucha por la Presidencia de la mesa directiva del Congreso será la indicadora de las alianzas que se configuran en el actual periodo.

La Conferencia concluyó en que a pesar del entreguismo y concesiones hechas por Humala, las presiones y ataques de la derecha en su contra no cesarán ya que su intención de fondo es  escarmentar al candidato que logró prender una esperanza de justicia a los pobres denunciando los fracasos del modelo neoliberal y los atropellos cometidos por sus mentores. Ello, para que nadie más se atreva a repetir esa experiencia que espantó a la CONFIEP. En el fondo, esto es una advertencia a los distintos bloques de la izquierda peruana a la que los poderosos del Perú le han declarado la guerra y cuyo sueño es destruirla.

En suma, concluyeron los delegados a la Conferencia, el curso de sus incumplimientos, traiciones y deslealtades, sumada a su impericia y prepotencia en el manejo político, incluso abusos contra su propia bancada que se sigue reduciendo,  han puesto al régimen de Humala en un severo aislamiento político, carente de apoyo popular, arrinconado por la derecha y acosado por el poder mediático, el cual actúa como poderoso instrumento de las trasnacionales y la derecha peruana. El gobierno de Humala y el nacionalismo pasa por su peor momento, las encuestas de opinión así lo demuestran.

En el curso de dos días de debate partidario, se ha reafirmado que la contradicción principal, en este periodo histórico de nuestra patria, es, por un lado, entre quienes pugnan por continuar  con el actual modelo económico, causa principal de la traba de nuestro desarrollo, y gestor de un Estado antidemocrático infectado por la corrupción asentado en una constitución política heredada de la época de Fujimori y de otro lado, quienes luchamos por el cambio propugnando un nuevo modelo que patrocine el crecimiento y desarrollo sostenido al alcance de las grandes mayorías, asegurando empleo digno con derechos; un nuevo pacto social asentado en una Constitución política que permita ejercer una auténtica soberanía nacional y la cautela de nuestros recursos naturales y la defensa de las libertades democráticas de todos los peruanos.

Los agentes políticos más conspicuos del modelo neoliberal, que impulsan el continuismo, los encontramos en Fuerza Popular, heredero del fujimontesinismo; el APRA cuyo jefe Alan García es autor de la tesis del “Perro del Hortelano” de tan funesta recordación, así mismo, el Frente Peruanos por el Kambio (PPK), estos grupos han dejado rezagados al PPC y al Toledismo otrora fuerzas gravitantes de la derecha peruana. Ya desde el punto de vista de la economía, los arriba mencionados tienen lazos muy fuertes y se encuentran sostenidos por los recursos que le proporciona los socios de la CONFIEP, entre otros, incluso, con lazos internacionales como se ha descubierto en la investigación a la empresa brasileña Odebrecht o a Camargo Correa, también empresa constructora.

Entre los aspectos más preocupantes mencionados por nuestras delegaciones figura el hecho de leer, entender y proponer soluciones adecuadas a los distintos problemas ciudadanos, y cómo reaccionar cuando se acortan sus libertades. Sucede que, para mantener el modelo económico extractivista se ha impuesto un estado contrainsurgente y represivo que judicializa la protesta como una forma de atemorizar toda movilización. A los dirigentes que convocan y participan en las protestas se les incrimina mediante procesos penales y ponen en peligro el derecho a la libre asociación y libre ejercicio de las ideas. Junto a ello el carácter privatista de la justicia, en el que los grandes grupos de poder tienen el control de la administración de la justicia, en contra de los derechos sociales y laborales de las grandes mayorías.

De la misma manera la Conferencia instó a dar la mayor atención a soluciones y propuestas concretas ante el abandono del Estado central de brindar seguridad a los ciudadanos a través de la Policía Nacional del Perú. Lo que vivimos como consecuencia de ello es que  se ha establecido un régimen de privatización de la policía, se ha transferido la responsabilidad de la seguridad a las municipalidades para eludir sus funciones, creando las condiciones para hacer de la seguridad un negocio y una red privada ligada a los sistemas de información del gobierno. Con todo ello, se pretende ocultar la corrupción en la policía y en el Poder Judicial.

La Conferencia exhortó a las fuerzas de izquierda y por el cambio diseñar una nueva Constitución para enarbolar el cambio de la actual. La constitución fujimorista, no sólo materializa y avala la explotación de los trabajadores y de todo el pueblo por las grandes transnacionales, sino también garantiza la expropiación y destrucción de nuestros recursos naturales; entonces somos doblemente explotados y expropiados en el trabajo y nuestras riquezas, todo ello, legalizado en los llamados “contratos ley” que son inmodificables y gozan de extraterritorialidad.

Esta explotación y depredación es la fórmula perfecta para destruir el país, mantenerlo esclavo de los vaivenes del mercado y la especulación financiera internacional, esto es lo que promueven los llamados enclaves dedicados a la explotación primario-exportadora. Esta constitución pretende borrar la identidad, tradición y diálogo de respeto que tenían las sociedades andinas y amazónicas con la madre naturaleza o pachamama desde nuestras épocas ancestrales.

Queda demostrado entonces que el neoliberalismo no sólo es una dictadura del gran capital en el terreno económico, ambiental, social y político, sino también en el plano de la cultura. Se promueve el olvido o la desaparición de las milenarias Tradiciones andinas y amazónicas de nuestro país. El Opus Dei y los grupos más conservadores de la iglesia peruana, han capturado el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Educación; desde estos puestos importantes vienen liquidando la memoria y Sabiduría de nuestros pueblos.

Los gobernantes se han opuesto a reconocer el Perú como Estado que tiene  condición de País multiétnico y multicultural; la ciudadanía y la interculturalidad de las etnias y nacionalidades andinas y amazónicas es desconocida; generando no sólo una diferencia clasista que deviene del carácter económico Neoliberal; sino que existe también en el plano cultural.

Recuperar nuestra identidad, reivindicar los derechos del pueblo, luchar por  una nueva Constitución y un Estado Democrático, multiétnico y multicultural que impulse el desarrollo productivo, industrial, agrario, pesquero, minero, energético, científico y técnico, responden a una necesidad objetiva; ahí radica el punto de ruptura e inflexión revolucionaria. Es nuestra condición de propuesta emancipadora Social y Liberadora Nacional.

Los grupos de poder económico, el militarismo reaccionario, los conglomerados mediáticos y sus partidos de extrema derecha son conscientes de la precariedad  del modelo y los límites de la Constitución, por ello, ante las elecciones en marcha vienen preparando un escenario favorable para que sus posiciones se mantengan.

Por ello promueven desde el grupo El Comercio, que controla el 75% del manejo mediático, a García, Fujimori y PPK. Es a partir de este trío que pretenden construir y recrear la hegemonía política que han construido en las últimas décadas y es contra ellos que debemos enfrentar al enemigo fundamental desde el movimiento popular.

 

III.     La situación económica

El gran telón de fondo de la complicada situación política está en la desaceleración económica. El crecimiento económico del que hacía gala el gobierno está en caída. A pesar de ello el MEF celebra porque en abril se reportó un crecimiento 4.25%, cifra que se debió a la recuperación del dinamismo de la manufactura, pero, en gran parte a una  subida estacional de la pesquería, incrementó éste, que  difícilmente podrá repetirse en los meses siguientes.  Según el INEI el crecimiento anualizado apenas alcanzó a 1.74 %. Lo más preocupante de la situación es que los sectores  que contribuyen más al empleo,  como es el caso de la construcción ha sufrido una retracción del 8.57% y la agricultura de 2.22% en el mismo mes de abril.

Estamos en una fase de agotamiento de las políticas que privilegian una economía primario exportadora y por ello ningún economista serio vaticina para el 2015 tasas mayores al 3.0% de incremento del PBI, lo cual si bien es cierto, significa que el crecimiento continua, este ya no recuperaría los niveles promedio de aquellos tiempos en que se crecía arriba del 7.0%. Lo que implica que el incremento del empleo estará lejos de la demanda del mercado de trabajo y que la reducción de la pobreza también estará frenada. La desigualdad social y los más apremiantes problemas de nuestra patria permanecerán sin solución.

Desde hace un año se sigue insistiendo en “paquetazos”  (van cinco) enviados al Congreso que no aseguran ninguna recuperación, pero sí han pretendido rebajar los estándares laborales y los controles ambientales. Intentos estos rechazados por las movilizaciones de los jóvenes y los sindicatos.

La promesa del neoliberalismo en el sentido que el crecimiento económico generaría mayor empleo decente ha sido un fracaso por ello, la principal causa de lucha de los trabajadores está, no solo en la liquidación de muchos derechos que han terminado precarizando el empleo, sino también reduciendo sus ingresos.

La instalación del Gabinete del Premier Pedro Cateriano, cercano a los grupos de poder económico, ideológicamente Neoliberal, es el personaje perfecto para garantizar el proceso de transición seguro que exigen los empresarios. Por ello, hay que poner mucha atención en el pedido de delegación de facultades. En realidad, lejos de ser un obstáculo, Cateriano sólo tiene algunas diferencias con García y el Fujimorismo,  que se irán  superando rápidamente por las coincidencias de sus intereses económicos.

En ese marco general se pone de relieve la polarización de los dos grandes bloques, quienes pugnan por continuar con el modelo. Y los que nos movilizamos por el cambio. Nuestro objetivo estratégico es fracturar la hegemonía neoliberal desde las regiones y el pueblo, confrontando con el modelo territorial y socialmente, donde están ubicados los enclaves primario exportadores; igualmente el desenlace de la confrontación trabajo vs capital, favorable para el mundo laboral, como fue la victoria de la lucha de los jóvenes contra el régimen laboral juvenil. Se abren las condiciones para derrotar el neoliberalismo en el plano programático e ideológico; esto supone una construcción paciente y sólida dotando de alternativas en todos los terrenos frente al modelo en el plano económico, social, político, programático, cultural, artístico, entre otros.

Esas son las razones objetivas que nos imponen la necesidad de unir a todas las fuerzas, todas las luchas, todas las voluntades para derrotar a un enemigo muy poderoso, que si bien está enfrentando una crisis de dimensión mundial, sigue controlando todos los mecanismos del poder. Aunque las luchas por la defensa del medio ambiente son más frecuentes y cada vez adquieren mayor importancia, el cambio hacia un nuevo cauce en el país está sustentado, sobre todo, por la movilización de los trabajadores organizados en sindicatos y su Central, que han demostrado su capacidad para articular a nivel nacional las distintas luchas de los movimientos regionales, comunidades campesinas y poblaciones enteras.

 

IV.     Sobre la situación orgánica y el funcionamiento del partido

1.    La Conferencia señaló que  el Partido continúa siendo uno de los escalones más importantes de la izquierda peruana, aún que reconocemos que su presencia numérica se ha visto mermada por diversos factores que analizaremos más adelante, seguimos teniendo sin embargo una significativa influencia en el  movimiento obrero y popular; tenemos presencia orgánica en las más importantes regiones del país y poseemos valiosos cuadros con vasta experiencia en la lucha de masas. Tenemos un importante contingente de jóvenes en proceso de formación y venimos recuperando presencia en el movimiento magisterial,  y los estudiantes; como pocos partidos, tenemos entre nuestros forjadores a figuras paradigmáticas que han hecho historia en la forja del socialismo y la lucha revolucionaria de nuestro pueblo, entre ellos el fundador y guía de nuestro partido, el Amauta  José  Carlos Mariátegui, el camarada Jorge del Prado,  Isidoro Gamarra, Ángela Ramos, Adela Montesinos, entre muchos otros insignes luchadores.

2.    La usurpación de nuestro nombre y símbolos por Sendero Luminoso y  el enfrentamiento ideológico y político del partido con el senderismo  colocó al partido entre dos fuegos; de un lado la represión brutal y sin distinción del terrorismo de Estado y de otro con el senderismo empeñado en liquidar, por la vía armada y el asesinato cobarde a  nuestros cuadros para desplazarnos de la dirección del movimiento sindical y popular. Como es sabido, ello costó al Partido, la pérdida de numerosos cuadros calificados, hombres y mujeres del Partido y la Juventud formados en largos años, lo que impactó severamente en el desarrollo  partidario. Ningún partido de izquierda perdió tantos cuadros calificados como el nuestro; basta señalar a manera de ejemplo, el asesinato de nuestros camaradas Pedro Huilca, Secretario general de la CGTP y miembro de nuestra Comisión Política y Jorge Mungía Secretario General de la Juventud Comunista y miembro del Comité Central de nuestro Partido. A ello habría que agregar el descrédito que generó en la conciencia colectiva el accionar terrorista del senderismo lo que impactó negativamente en el desarrollo del partido y del conjunto de la izquierda comunista y socialista en nuestro país.

3.    A esa situación interna se sumaron otros factores externos como son los cambios trascendentales que se dieron en el escenario internacional a raíz del colapso del “socialismo real” y la subsecuente hegemonía económica, ideológica y política del capitalismo neoliberal y el imperialismo que en muchos casos, significó la defección de numerosos militantes que optaron por la pasividad y otros renegados que renunciaron al Partido y desde sus cómodas posiciones de independientes, enfilaron sus más duros ataques contra nuestra organización. El mérito de nuestra actual militancia es haber resistido y superado esa difícil situación y haber mantenido vigente y combatiente al partido del Amauta. 

4.    La Conferencia, sin embargo fue severamente crítica en el señalamiento de errores, desviaciones y debilidades que retrasan el desarrollo y crecimiento del partido. Se señaló entre estos los siguientes:

4.1. Las deficiencias y errores en la elaboración, difusión y aplicación de la línea política del partido, debido al estancamiento ideológico que enfrenta nuestra organización, el insuficiente estudio y conocimiento de la realidad nacional, la existencia de posiciones dogmáticas, el nulo o escaso funcionamiento de las escuelas de formación política y el relajamiento de los métodos y formas de selección y formación de cuadros de dirección. Para superar esta situación la Conferencia acordó:

a.   Renovar  el 20 % de los dirigentes del comité central y fortalecer el funcionamiento de  los órganos de dirección y las comisiones nacionales.

b.  Impulsar y dinamizar el Instituto José Carlos Mariátegui y profundizar por esa vía el estudio de la realidad nacional y la teoría marxista.

c.   Reactivar las escuelas de formación política a nivel regional y nacional y mejorar radicalmente la política de selección y formación de cuadros del partido y la juventud.

d.  Promover activamente un proceso de renovación y promoción de cuadros jóvenes y mujeres.

e.   Reforzar y profesionalizar el equipo encargado de la publicación de “Unidad” como herramienta de organización y difusión de la línea del partido.

f.   Priorizar el uso de medios virtuales atreves de la página Web oficial del PCP y redes sociales. Implementar una política de comunicaciones que nos permita difundir nuestra palabra a la opinión pública y tener presencia mediática y promoción de líderes a nivel nacional y en cada región.

g.  Combatir las tendencias extrañas a nuestra ideología, como son el dogmatismo, el sectarismo y el grupismo y reforzar la unidad ideológica y política de nuestro partido.

4.2. La vinculación indisoluble del partido con la clase obrera y los sectores sociales explotados y oprimidos del país, la que se ha debilitado sensiblemente  debido al burocratismo en el que han caído algunos organismos y militantes del partido, los cuales se limitan a respaldar las luchas populares mediante pronunciamientos de saludo y declaraciones verbales.  Ello ha debilitado el crecimiento y desarrollo partidario. Para superar esa situación la conferencia acordó:

a.   Impulsar y liderar la conducción de la lucha sindical, campesina, barrial, popular estudiantil e intelectual. En todos estos sectores los comunistas debemos construir partido captando a los mejores luchadores y a los combatientes más identificados con los intereses de los trabajadores y del país.

b.  Volcar todo el partido a la lucha de masas y desde ahí, reclutar nuevos militantes, acrecentar la influencia de la CGTP en la línea del sindicalismo clasista e impulsar la lucha política contra el modelo e impulsar desde las bases la  unidad de la izquierda y el movimiento social con una clara y resuelta vocación de gobierno y poder popular.

c. Reestructurar la organización partidaria, construyendo organismos macro regionales en la que los miembros del comité central cumplan de manera efectiva sus funciones de dirección y no se limiten a asistir a los plenos del Comité Central.

d.  Difusión constante de nuestra línea política, nuestro programa y nuestra concepción ideológica, así como nuestras posiciones frente a los problemas concretos del país y del mundo.  

4.3. Se han relajado los principios leninistas de organización partidaria, entre ellos la militancia en células, el centralismo democrático y la unidad de pensamiento y acción. Se ha debilitado la disciplina partidaria y la Comisión de Ética y Disciplina no ha cumplido su labor de manera efectiva. Ello ha determinado que en algunos casos los acuerdos asumidos democráticamente por los organismos del partido no hayan sido aplicados de manera resuelta por algunos organismos partidarios, de forma tal que se han venido incubando tendencias autonomistas y grupistas que pretenden actuar al margen de los organismos de dirección partidaria y desarrollar su propia línea e incluso su particular política de alianzas, en otros casos determinados militantes actúan fuera de los causes orgánicos o paralelamente a ellos, practicando una crítica destructiva y desmoralizante. En tal sentido la conferencia acordó zanjar con esas posiciones, redoblar las acciones de control y disciplina, reestructurar la Comisión de Ética y Disciplina, fortalecer la crítica y la autocrítica en los canales orgánicos, mejorar los métodos de trabajo, sincerar y transparentar la situación del partido, racionalizar de manera realista el cuadro de comisiones nacionales y asegurar un eficiente funcionamiento de la organización partidaria.

 

V. Sobre la política de Frente Único

Sobre el FRENTE ÚNICO Y LA UNIDAD,  la Conferencia propuso que: enfaticemos en que la Unidad estratégica popular que propone el Partido se basa  en la construcción simultanea de la Unidad de Clase - gremial (sindical, etc.) La unidad social popular (Frentes de defensa, etc.)y la unidad política de la izquierda quienes deben dar dirección política y orientar la articulación del programa y la acción de los tres sectores. La coordinadora político – social fue una experiencia interesante en ese sentido.

1.    La conferencia demandó un manejo correcto de las contradicciones existentes en la sociedad y la aplicación de los métodos leninistas para resolverlas. Señaló que en esa lógica debemos distinguir en cada momento al enemigo fundamental y acumular todas las fuerzas posibles para derrotarlo. En tal sentido la conferencia precisó que en la presente etapa la contradicción principal es la que se da entre el capital y el trabajo, la misma que se manifiesta en la actual ofensiva que a nivel mundial despliegan las  fuerzas del capital contra los derechos de los trabajadores y de los pueblos del mundo dirigida a redoblar la explotación del trabajo, para asegurar al capital el máximo de ganancias, menguadas en este etapa por los efectos de la crisis mundial. A esa contradicción principal se suma la contradicción entre el capital y la naturaleza expresada en la depredación salvaje del medio ambiente, el calentamiento global, el despojo de los   territorios de las comunidades amazónicas, nativas y, la destrucción de los sistemas productivos  tradicionales para garantizar a sangre y fuego la explotación de los  recursos naturales en beneficio del capital trasnacional. Lo que viene ocurriendo en Yanacocha y actualmente en el Valle del tambo dan cuenta de las contradicciones en curso. Recordemos  que la teoría leninista nos  sugiere definir en cada momento al enemigo fundamental y acumular todas las fuerzas posibles para derrotarlo.

2.    Para resolver esas contradicciones de fondo que amenazan severamente los intereses del país y de los trabajadores la Conferencia aprobó por amplia mayoría desarrollar una amplia política de alianzas con todas las fuerzas de izquierda y progresistas comprometidas con los intereses del pueblo. Esa unidad incluye aliados estratégicos con los cuales avanzaremos a objetivos que trascienden el proceso electoral como también aliados transitorios que probablemente nos acompañen sólo  hasta las elecciones próximas. 

3.    Se señaló que la UNIDAD no es un objetivo en sí mismo, sino una herramienta para luchar por la transformación del país que se torna indispensable en una coyuntura como la actual en la que se ciernen sobre el país la grave amenaza que significa el retorno al poder en el 2016 de la dictadura fujimorista cuya trayectoria de corrupción, de represión sangrienta contra el pueblo, de avasallamiento brutal de los derechos de los trabajadores y de sometimiento incondicional del gobierno a los intereses transnacionales y el imperialismo, conocemos ampliamente. Es más sabemos que la derecha política y los poderes facticos que hoy controlan indirectamente el gobierno juegan hacia el 2016 con varias alternativas como son el APRA, y el partido de PPK  que representa los intereses del capital transnacional, cuya ejecutoria de corrupción y entreguismo también conocemos.   

4.    Para enfrentar esa grave amenaza la conferencia acordó seguir trabajando resueltamente por la unidad de la izquierda peruana y de las fuerzas progresistas en un solo frente, con un solo programa y un solo candidato. Ello implica unir en un solo espacio al movimiento UNETE, el Frente Amplio, el Bloque Nacional Popular y otras fuerzas progresistas como son los Movimientos Regionales que lidera el Ingeniero Cesar Villanueva, el Movimiento Perú Libre de Vladimir Cerrón que se encuentra en vías de inscribirse, el movimiento Dignidad y Democracia que viene procesando su inscripción con Avanza País, el movimiento Sembrar de la congresista Verónica Mendoza y el movimiento sindical y popular y un conjunto de colectivos y organizaciones sociales de la juventud , mujeres, la diversidad sexual y otros. La unidad de todas esas fuerzas representaría una nueva mayoría política en el país capaz de disputar el poder a las clases dominantes que se preparan a retomar el poder para consolidar el actual modelo de desarrollo al servicio del gran capital nacional y transnacional.

5.    Con esa finalidad suscribimos el llamamiento del 9 de abril como un espacio abierto y no le dimos nombre ni aprobamos un programa, precisamente para propiciar la incorporación de otras fuerzas y construir la unidad con la participación de todos. Posteriormente hemos asumido colectivamente el nombre de UNETE por otra democracia y hemos aprobado un programa de transformaciones democráticas sancionado de la misma manera. Hemos acordado elegir el candidato del frente en elecciones abiertas y que la dirección del frente esté a cargo de un cuerpo colegiado en el que estén representados todos sus integrantes. Hemos nombrado una comisión de enlace para dialogar con otros agrupamientos y partidos de Izquierda e invitarlos a formar un solo frente.

6.    Como elemento articulador de la unidad de todos, hemos aprobado un programa muy sintético  que resuma las grandes líneas de nuestra propuesta, dejando las políticas sectoriales para ser desarrolladas en el  Programa de Gobierno. La propuesta se resume en cinco ejes fundamentales. a) Otra economía, que apunta al cambio del modelo y al papel del Estado como rector del desarrollo y el cambio de las relaciones con las empresas extractivas b) Nueva constitución en el que se desarrolla los cambios al sistema político y la regionalización c) Las políticas sociales en la que se incluyen de plano la restitución de los derechos laborales y el trabajo digno, la educación, la salud, la vivienda  y la seguridad social  y la seguridad ciudadana  d)La lucha contra la corrupción referida al establecimiento de un gobierno honesto y la sanción a los corruptos y corruptores y e) las relaciones internacionales relativas a la integración latinoamericana, la soberanía y la posición sobre los tratados de libre comercio.

7.    Para propiciar una unidad más amplia, las fuerzas que integramos UNETE  hemos suscrito un acuerdo promovido por la “Mesa de Unidad del Pueblo” que promueve el Partido Socialista y otras fuerzas, el mismo que también ha sido suscrito por el Frente Amplio y el Bloque Popular comprometiéndose a trabajar por la unidad más amplia en un solo frente.

8.    Para lograr la unidad es indispensable que todo el partido se involucre en esta tarea y obligue a la unidad desde las bases. La conferencia señaló que todo el partido debe volcarse a trabajar por la unidad formando los comités de base con todas las fuerzas sin exclusiones y exigir la unidad desde las bases y desde la lucha popular. Lo que significa pasar de los pronunciamientos de solidaridad a la participación activa y militante en las luchas de los trabajadores y los pueblos. Esa pauta la ha dado, por ejemplo, la FDTA de Arequipa, al ponerse a la cabeza de la lucha de su pueblo.   

9.    La conferencia ratificó el mandato congresal de trabajar por la inscripción de un referente partidario que nos permita tener una participación más protagónica en la construcción de la unidad. Se demandó también un balance autocrítico de los procesos unitarios que hemos compartido en las pasadas elecciones regionales y municipales y las experiencias frustradas de la inscripción del Frente Popular que impulsamos desde el partido y que por razones de encontrarse ese nombre registrado en el JNE nos vimos obligados a cambiar por el de Liberación popular, así como las experiencias de los movimientos regionales  que promovimos desde el partido.  

 

VI. Sobre el Programa

El programa fundamenta científicamente las tareas y objetivos del partido, su estrategia y táctica en una determinada etapa y sirve de base de la unidad ideológica del partido. Sin unidad ideológica no habrá unidad orgánica y viceversa. 

La Conferencia Nacional aprobó el informe de la Comisión Nacional de Programa titulado “EJES FUNDAMENTALES DEL PROGRAMA DEL PCP PARA LA PRESENTE ETAPA” que se resume en los siguientes ejes:

a.   Una nueva Constitución Política que desarrolle los cambios al sistema político y jurídico y que garantice una vida en igualdad, con dignidad y seguridad, libre de toda discriminación.

b.   Un Estado democrático y soberano, descentralizado, eficiente y dinamizador de la economía nacional y los derechos humanos, rector del desarrollo y el cambio de las relaciones con las empresas extractivas.

c.    Un nuevo modelo económico alternativo al neoliberalismo, equitativo e incluyente, basado en el pluralismo y el desarrollo integral del país

d.   Políticas sociales que incluyan educación pública gratuita, obligatoria y de calidad, salud, vivienda, seguridad social y seguridad ciudadana.

e.   Trabajo digno con derechos y una nueva Ley General del Trabajo.

f.    Defensa y preservación del medio ambiente sobre la base de la promoción de una economía de equilibrio entre la explotación y el ecosistema poniendo término al extractivismo depredador y contaminante.

g.   Igualdad y equidad de género.

h.   Reconocimiento y respeto a los Derechos Humanos de las minorías.

i.    Lucha implacable contra la corrupción y el narcotráfico. Propiciamos la ética en todos los niveles de la sociedad, gobierno y Estado. Formación de un Tribunal Anticorrupción.

j.    Plena soberanía nacional de los recursos naturales.

k.   En defensa del agro y los campesinos.

l.    Política internacional sustentada en una real soberanía nacional, de integración de los pueblos de América Latina y el Caribe, libre determinación de los pueblos.

 

Es muy importante, por el gran significado que tiene, que, al lado de la izquierda nos movilicemos para que la lucha de Tía María culmine en victoria. La estrategia que han desatado los fundamentalistas del extractivismo, es combinar diversos frentes para derrotar la movilización social y popular; primero desplegando una campaña mediática de satanización para separar y aislar la lucha acusándolos de anti-mineros, terroristas etc. Con el objetivo de crear las condiciones para la militarización de la zona, enjuiciar a los dirigentes y autoridades locales; recortar y paralizar los presupuestos de las municipalidades en la zona, corromper y mediatizar dirigentes. Para finalmente imponer el proyecto, sí se debilita la respuesta regional y nacional en disputa.

En nuestra condición de partido revolucionario, afirmamos que los problemas causados por el sistema capitalista no se resuelven a fondo con medidas de corte capitalista paralizándose en ellas. El presente programa, válido para el periodo,  es una especie de transición hacia una nueva y superior sociedad que, reiteramos, desde nuestra óptica mariateguista es el socialismo, meta del programa máximo trazado desde su fundación el 7 de octubre de 1928.

 

 

Lima, junio 2015.

 

Roberto De la Cruz Huamán

Secretario General del PCP

 

(Publicado en Unidad 18 junio 2015)

 

 

 

NUESTRA REVISTA TEÓRICA
Image

Navegación

Social Media