Fundación – La reunión de Barranco

La reunión de Barranco*

Fundación del Partido

 

La segunda reunión se efectuó el domingo 7 de octubre, en casa de Avelino Navarro, en el Barranco. Asistieron José Carlos Mariátegui, Avelino Navarro, Borjas, Hinojosa, Martines de la Torre, Regman, Luciano Castillo, Chávez León.

Los acuerdos a que se llegaron fueron

1º.   Dejar constituido el grupo organizador del Partido Socialista del Perú.

2º.   Se nombró Secretario General a Mariátegui; Secretario Sindical, Portocarrero; Secretario de Propaganda, Martínez de la Torre; Tesorero: Bernardo Regman, Navarro e hinojosa fueron agregados a la Secretaría Sindical.

3º.   Se aprobó la siguiente moción de orden del día, redactada por Mariátegui:

Los suscritos declaran constituido un Comité que se propone trabajar en las masas obreras y campesinas conforme a los siguientes conceptos:  

1.- La organización de los obreros y campesinos con carácter netamente clasista constituye el objeto de nuestro esfuerzo y nuestra propaganda, y la base de la lucha contra el imperialismo extranjero y la burguesía nacional.

2.- Para la defensa de los intereses de los trabajadores de la ciudad y el campo, el Comité impulsará activamente la formación de sindicatos de fábrica, de hacienda, etc.; la federación de estos en sindicatos de industrias y su confederación en una central nacional.

3.- La lucha política exige la creación de un partido de clase, en cuya formación y orientación se esforzará tenazmente por hacer prevalecer sus puntos de vista revolucionarios clasistas. De acuerdo con las condiciones concretas actuales del Perú, el Comité concurrirá a la constitución de un Partido Socialista, basado en las masas obreras y campesinas organizadas.

4.- Para precaverse de represiones y persecuciones desmoralizadoras, los sindicatos obreros y campesinos gestionarán su reconocimiento por la Sección del Trabajo. En su Estatuto, su declaración de principios se limitará a la afirmación de su carácter clasista y de su deber de contribuir a la fun- dación y mantenimiento de una confederación general del trabajo.

5. La organización sindical y el partido Socialista, por cuya formación trabajaremos, aceptarán contingentemente una táctica de frente único o alianza con organizaciones o grupos de la pequeña burguesía, siempre que estos representen efectivamente un movimiento de masas y con objetivos y reivindicaciones concretamente determinados.

6.- El Comité procederá a la formación de comités en toda la República y de células en todos los centros de trabajo, con relaciones estrictamente disciplinadas.

Quedaba así, oficialmente, colocada la primera piedra del movimiento revolucionario del proletariado del Perú. A partir de ese momento, se procedió a un activo trabajo de organización de las células del Partido, tanto en las fábricas y talleres, como en el resto de la República.

Esta labor es realizada en medio de las dificultades. Había que burlar la represión policial, entregarse a una activísima labor de esclarecimiento ideológico, luchando no solo contra el atraso político de los trabajadores, sino también contra los líderes anarco-sindicales, contra los intelectuales, mas desorientados aún, y contra la labor confusionista de Haya de la Torre. Además, los cuadros para la realización de ese trabajo estaban reducidos a unos cuantos elementos, ya que no colaboraban Luciano Castillo, Chávez León y Teodomiro Sánchez, quienes limitaban su actividad y las sesiones del Comité, para abandonar, más tarde al Partido, sin haber realizado un solo acto en pro de la causa obrera.


* Martínez de la Torre: Apuntes para una interpretación marxista de Historia Social del Perú. Tomo II, páginas 397-398. Empresa Editora Peruana S.A. Lima, Perú.  

 

 

 

NUESTRA REVISTA TEÓRICA
Image

Navegación

Social Media