NEPOTISMO ENCUBIERTO

«Congresista fujimorista Federico Pariona contrata a sobrino de fujimorista Segundo Tapia, quien contrata a la pareja y madre del hijo de Pariona. A su vez, Elard Melgar, también fujimorista, contrata a la sobrina de Tapia y este devuelve el favor contratando a la sobrina de Melgar.»

Este “modus operandi” es una orquestada forma de sacarle la vuelta a la Ley N° 26771 y su artículo primero que condena el nepotismo, es decir, la direccionalidad en la contratación de hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad y por razón de matrimonio dentro de las entidades públicas.

La fórmula planteada por la representación fujimorista en el Congreso pretende eludir los alcances de esta ley, haciendo que las contrataciones sean realizadas a través de otros congresistas para evitar los impedimentos por lazos de consanguinidad y/o afinidad.

Pese a la intención de disfrazar esta práctica aprovechándose los vacíos legales en la normativa vigente, es una clara evidencia de tráfico de influencias por parte de la bancada del partido de Keiko Fujimori.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *