Detalle Artículos

 Volver a la Lista

XV Congreso Nacional del  PCP en su última etapa

Teófilo Bellido | 13/Apr/2017 09:06:39 PM

Los militantes del Partido Comunista Peruano estamos  en las puertas de ingresar  a la parte final de nuestro XV  congreso nacional luego de haber desarrollado en varios meses de trabajo un largo camino. Un evento que nos ha permitido estar presentes en muchos distritos, provincias, organizaciones sindicales, trabajadores del campo, sectores femeninos  y  la juventud, donde se han debatido nuestros documentos congresales y se ha tomado posición frente a la realidad concreta que tiene que enfrentar día a día cada organismo;  igualmente se ha reestructurado organismos de dirección partidaria en sus diferentes espacios y se han elegido los delegados al congreso de los organismos intermedios hasta el congreso nacional a realizarse entre el 24 y 27 de mayo del presente año.

Pero,  sobre todo,  se han reforzado las posiciones de afirmar al Partido Comunista Peruano como la organización política de los trabajadores, obreros y campesinos, profesionales, hombres y mujeres que luchan consecuentemente por el cambio y la transformación revolucionaria de nuestra patria. Un partido que se afirma en la esencia de los principios que le dieron origen, sin calco ni copia como lo señalara nuestro fundador José Carlos Mariátegui. Un partido que actúa en la realidad nacional y desarrolla su actividad de acuerdo a esa realidad sin perder el horizonte señalado en sus principios básicos y sin perder de vista la realidad en la que actuamos. 

Han sido varios meses de un duro trabajo organizativo, de impulsar la discusión de las tesis formuladas en los documentos congresales y actualizar en cada espacio y en cada región nuestra visión política de los principales acontecimientos a nivel internacional y lo que ocurre en nuestra patria. Un trabajo de conjunto desarrollado entre la comisión nacional organizadora y las comisiones partidarias elegidas en cada organismo partidario. La práctica nos ha mostrado que muchas bases se han reactivado con la firme decisión de incorporarse a la vida del partido, elevar su capacidad ideológica, de orientación y conducción política, organizativa y de masas que los convierta en reales alternativas de gobierno y de poder. Podemos decir que estamos en las puertas de culminar un evento que ha comprometido no solo a todos los militantes del PCP sino a quienes nos ven como una organización necesaria para impulsar cambios en nuestra patria.

Llegamos al congreso nacional con los delegados elegidos en los congresos de sus respectivas bases distritales, provinciales y regionales mayoritariamente imbuidos con el firme propósito de dar un salto de calidad que nos permita ubicarnos a la altura del quehacer  político y estar en condiciones de elevar nuestra capacidad como un partido sólido y de masas que realmente contribuya al avance democrático y la transformación revolucionaria de nuestra patria.

La voluntad unitaria de los comunistas peruanos se ha expresado en cada lugar, en cada centro de trabajo y en cada espacio donde existe una base del partido, voluntad que se caracteriza en forma mayoritaria por trabajar para fortalecer nuestros organismos estrechamente ligados a la realidad nacional, buscar la unidad con otras organizaciones de la izquierda peruana y de las fuerzas democráticas en un gran frente que nos ubique en condiciones de derrotar los planes de la derecha y de quienes de una u otra manera le hacen el juego. 

Esa voluntad unitaria y de masas no debe quedarse en el simple deseo sino transformarse en una realidad viva y actuante. Ello exige trazar y aplicar una correcta orientación, consolidar nuestros organismos, elevar nuestra capacidad de lucha y forjar cuadros en todos los niveles, una línea que incluya a todos los sectores partidarios, fijando atención especial en los trabajadores, en la juventud, hombres y mujeres, también incluyendo a quienes nunca bajaron la guardia en los momentos más difíciles y siempre se mantuvieron firmes. Es totalmente falsa y reaccionaria la tesis de aquellos que en el fondo plantean en el PCP la lucha de generaciones, una tesis totalmente reaccionaria ya rebatida por el propio José Carlos Mariátegui cuando se refería a los jóvenes que vivaban en alta voz al fascismo en la Europa desde los años 20 y 30 del siglo pasado y él mismo enaltecía a los que luchaban por un mundo nuevo comprometiendo a hombres y mujeres de todas las edades. 

Vamos al congreso nacional con el firme deseo de enriquecer en los mejores términos nuestra línea política, nuestra capacidad de influir en grandes sectores de los trabajadores y de la población, ganar espacios de gobiernos locales y regionales de los cuales estamos totalmente ausentes sin ningún representante en todo el país, y marchar en forma unitaria hacia la conquista del poder político para la gran transformación de la sociedad peruana. Ese es el fondo esencial de nuestra lucha y que nos mantiene en las filas del partido fundado por el amauta José Carlos Mariátegui, el partido que exhibe figuras ejemplo de consecuencia como Jorge del Prado, Pedro Huilca, Isidoro Gamarra, Gamaniel Blanco, Guillermo Herrera Montesinos, Adela Montesinos, Simón Herrera Farfán, Carmen Sacco, Emiliano Huamantica, Augusto Chávez Bedoya y muchos otros que forman parte de la historia de lucha de los trabajadores y el pueblo peruano por el socialismo en nuestra patria. Formamos parte de esa historia cuyas batallas se dan hoy  en nuevas condiciones y bajo nuevas formas pero sin abandonar los objetivos esenciales que alumbraron nuestro nacimiento.  Hagamos que este XV Congreso Nacional del PCP y la lucha que desarrolla nuestro pueblo se engarce con mayor fuerza  es esa trayectoria y en esa línea de cambios que hace tiempo exige nuestra patria

Llegamos al XV Congreso Nacional del PCP con el firme propósito de dar un salto que nos permita superar nuestra calidad y avanzar en forma unitaria con la izquierda peruana en la conquista del poder político y la transformación democrática y revolucionaria que desde nuestra visión exige la realidad nacional, términos muy difíciles pero válidos y necesarios señalarlos con claridad.

 

 

 

NUESTRA REVISTA TEÓRICA
Image

Navegación

Social Media