Detalle Artículos

 Volver a la Lista
| 31/Dec/1969

Reconstrucción, Reforma laboral… Continuismo Neoliberal

Roberto De la Cruz Huamán | 14/Apr/2017 11:51:28 AM

“Que el Perú no se pierda por la obra o la inacción de los Peruanos”
Jorge Basadre.

Culminado los daños causados por las inundaciones del “Niño costero”, la clase dominante ha optado por la reconstrucción privatista para hacer negocios en detrimento de los más pobres y el Estado. Tal es el hambre de la derecha de aprovecharse de la desgracia de los damnificados que presentaron al Congreso de la República un anteproyecto de reconstrucción sin saber el costo, ni establecer el planeamiento estratégico y análisis prospectivos; junto a ello colocaron al margen el sistema de control y participación ciudadana.

La alianza gobernante PPK – Fujimori sostiene que no hay plata, pero gastaron 8 mil millones y medio de soles en “publicidad de emergencia” para lavarse la cara ante su incapacidad de prevención, pero además con su indiferencia y silencio avalan a empresas transnacionales tramposas que no pagan sus impuestos como la empresa Minera de Roque Benavides, Universidades Privadas  (Acuña, Elías, Joaquín Ramírez, José Luna), Empresas agroexportadoras de los Chlimper, Casinos, y otros, por un monto de S/. 15,493 millones de soles; mientras que los trabajadores, los pequeños y medianos productores somos severamente castigados.

Los neoliberales sostienen que ha caído la inversión privada por las inundaciones, por la corrupción, pero; lo que no dicen es que la derecha gobernante, es la que frena el crecimiento económico, la que se opone a generar puestos de trabajo, por la errada  política fiscal restrictiva, preocupado por la inflación y el déficit fiscal, manteniendo altas tasas de interés de referencia bancaria en beneficio de la burguesía financiera.

Nosotros sostenemos que hay que reactivar la economía en el corto plazo, construir planificadamente, tomando previsiones para  nuevos fenómenos naturales como los expertos señalan, Ernesto Raez Luna dice: “Debemos convivir con el niño” y la reconstrucción tiene que ser “adaptativa y preventiva”. Por tanto, el proceso de reconstrucción, tiene que tener como base el ordenamiento territorial, planificación, políticas de gestión de riesgo y la fiscalización de la participación ciudadana.

Reactivar la economía acompañado de la inversión pública utilizando instrumentos de política monetaria, para ello urge cambiar la Ley Orgánica del BCR. No solo debe estar preocupado por la inflación, sino también por el nivel de empleo, bajar la tasa de interés para promover los agentes productivos del agro, ganadería, micro y pequeñas empresas mediante créditos preferenciales, dinamizando la diversificación productiva y de cadenas productivas y de valor que permitan modificar nuestra inserción en la economía internacional y cambiar nuestra matriz productiva extractivista, por una economía de redistribución de riqueza, que transforme las materias primas y  genere puestos de trabajo.

Desde las calles, los trabajadores y el movimiento popular, tenemos que demandar que el Estado recupere su rol, regular la actividad privada y ser el protector de los más humildes y de la naturaleza. No permitamos que cada vez las poderosas empresas transnacionales presionen al Estado y le impiden cumplir el papel que le corresponde. La derecha  sostiene el anti-estatismo, pero; exigen al Estado ayuda, que no cobre y les exonere de impuestos, que le construya canales, carreteras, aeropuertos, puertos, puentes, hospitales y seguridad, y pretende descargar un conjunto de reformas laborales que reduce remuneraciones, elimina gratificaciones mediante la remuneración integral anual, promueve el empleo temporal al establecer que el régimen agrario y exportaciones deje de ser excepcional, recorta las funciones de fiscalización de la SUNAFIL entre otros, con estos argumentos los empresarios corruptos se han enriquecido, mientras la sociedad se ha empobrecido en conocimientos y cultura.

Ante este escenario de desaceleración económica y corrupción de los principales representantes políticos de la derecha que buscan una salida privatista y autoritaria; es imprescindible la unidad de las fuerzas de izquierda y el movimiento popular para refundar el Estado, regeneración moral, soberanía nacional y hacer de la política un servicio del bien común y no un negocio, como quiere la derecha.

 

 

 

NUESTRA REVISTA TEÓRICA
Image

Navegación

Social Media