Detalle Artículos

 Volver a la Lista
| 31/Dec/1969

Perú abatido por los huaicos ante un Estado fantasma

Roberto De la Cruz Huamán | 15/Mar/2017 11:46:37 AM

“El Perú es el tercer país con más riesgo climático a nivel mundial”, sostiene el centro Tyndall de Inglaterra, entidad especializada en el tema del cambio climático global.

La diversidad territorial y geomorfológica, que genera no solo una gran biodiversidad, sino también múltiples pisos ecológicos de clima (28 de 35 climas mundiales) producen heladas, inundaciones, sequía y diversos peligros metereológicos, y al mismo tiempo está ubicado en el anillo de fuego del pacífico, tenemos alta vulnerabilidad sísmica y volcánica.

La deforestación indiscriminada de los cerros ha facilitado la erosión de los suelos. La ausencia de árboles y defensa ribereñas contribuyen al desborde de los ríos y malogra los sembríos y casas.

El establecimiento de las mineras en cabecera de cuenca con permisos otorgados por funcionarios corruptos del Ministerio de Energía y Minas. Agravado todo ello, por las acciones de grupos mafiosos de invasores propiciados en campañas electorales para favorecer a los candidatos alcaldes, gobernadores, presidentes, trafican con las necesidades de viviendas de humildes familias y ocupan terrenos en las quebradas o en los ríos secos, invadiendo los cauces  de los ríos, que ahora solo recupera su recorrido natural. 

Las civilizaciones incaicas frente a las inundaciones, huaicos, friaje establecían como norma vivir lejos de las quebradas; con la invasión española, cerca del rio, lejos de las huacas. Las ciudades en las costas peruanas se fundaron sin respetar las normas prehispánicas.

Estas son las causas; los huaicos, las inundaciones y el friaje, solo ha desnudado el fracaso del modelo de crecimiento económico que privatizó las carreteras, el agua y las tierras; sin ninguna regulación del Estado, porque eso son trabas burocráticas, sostenían los políticos de la derecha.
Todas las autoridades tienen conocimiento de estas causas, pero no les interesó, ahora que  los efectos devastadores de los fenómenos naturales se ha convertido en un desastre nacional, quieren aparecer como los salvadores y la solución  de los problemas creados por ellos mismos, que propiciaron la reducción del Estado a su mínima expresión, porque creen solo en el mercado y en el endiosamiento de las privatizaciones. El Estado solo ha servido a las grandes corporaciones y ha despreciado la cultura de prevención de las civilizaciones de nuestros antepasados y de la milenaria cultura comunitaria de nuestro pueblo ante los fenómenos naturales.

El Estado neoliberal ha colapsado, ha renunciado a sus funciones básicas de planificar, porque cree que eso solo hacen los comunistas.

El mejor homenaje y solidaridad a los familiares de los fallecidos y desaparecidos por las inundaciones es exigir que el gobierno implemente como política de Estado la planificación y otorgarles todas las facultades a CEPLAN para establecer políticas de prevención, prioridad, reactivación y reconstrucción de las ciudades con sistemas de drenajes y vías auxiliares de desfogue que en ciudades del mundo son frecuentes. Las políticas de reactivación anunciado por el gobierno son totalmente insuficiente, necesitamos usar de inmediato parte de las reservas fiscales para atender las demandas de los damnificados en las zonas urbanas y rurales.

En el agro, defensas ribereñas y limpiezas de los cauces oportunas, forestación de los cerros para proteger ante las erosiones. Urge una ley de ordenamiento territorial.   

Condenamos a los políticos de la derecha que trafican con el dolor y las angustias de los damnificados. Demandamos al gobierno sancionar a las empresas chilenas Latam cuyo dueño es el ex presidente Sebastián Piñera, a la megatienda Metro, quienes tienen el dominio del mercado para subir los precios de los productos en plena emergencia. No podrían hacer lo mismo en su país porque serian castigados con prisión.

Aprendamos las lecciones del pasado y del presente, no más improvisación. Requerimos un Estado que planifique la reconstrucción de infraestructuras, viviendas y la reactivación económica de los agentes productivos, los micro y pequeños empresarios, los agricultores y ganaderos en las regiones afectadas por la inundación; tomando en cuenta el ordenamiento territorial.

 

 

 

NUESTRA REVISTA TEÓRICA
Image

Navegación

Social Media