Detalle Artículos

 Volver a la Lista

Derrotar a la mafia fujimorista

Roberto De la Cruz Huamán | 15/Apr/2016 10:05:56 AM

Mientras decae el crecimiento del sistema capitalista, sus gobernantes aplican medidas económicas de ajustes en contra de los trabajadores y el pueblo; por otro lado en nuestro país la  mayoría de electores han optado por la derecha, otorgándole la victoria a Keiko y PPK en primera vuelta. Se fortalece la derecha golpista de América Latina y se debilita los procesos de integración de la Región, pero de igual manera se aprecia una notable recuperación de la izquierda que se posiciona después de 25 años como la primera fuerza de oposición logrando obtener 20 congresistas y un amplio respaldo Popular.

A nuestra manera de entender el electorado no ha optado por el continuismo si no por un modelo de hacer política, de un lado el modelo pragmático y clientelista del fujimorismo y de otro lado el modelo participativo e incluyente sostenido por Verónika Mendoza del FA, el cual ha recibido un importante respaldo afirmando una tendencia de cambios demandado por la amplia mayoría del país.

¿Nos preguntamos entonces por que ganó la derecha y a quiénes representan Keiko y PPK  ideológica y políticamente?
Keiko y PPK  defienden el sistema capitalista en decadencia y el modelo económico neoliberal extractivista, con su teoría “el mercado lo resuelve todo, nada de estado”.

Keiko ha sido primera dama del reo Fujimori y parlamentaria 2006-2011 en ambos espacios defensora del consenso de Washington.

PPK ministro de economía y premier de los gobernantes desde los años 80 defensor del neoliberalismo, lobista de empresas transnacionales.

Políticamente Keiko es producto de la dictadura que corrompió las principales instituciones públicas y privadas de país: Congreso de la República, poder judicial, fuerzas armadas, Policía Nacional, prensa chicha, partidos políticos (APRA) y otros; utilizando el populismo, aprovechándose de la pobreza, ofreciendo los acostumbrados regalos propiciado por su padre desde 1990 para manipular la conciencia de los humildes, desnaturalizando la política, usando el dinero que le robaron al estado, con ello lograron formar su base social y conformar su partido político en estos últimos 25 años, convirtiéndose en el mayor peligro para la débil democracia formal. 

Las demandas del pueblo: Trabajo, Seguridad Ciudadana, lucha contra la corrupción, nueva Constitución, enarbolado por el FA y el movimiento popular seran estigmatizadas de “Terrorista”, lanzaran sus bases populares, pobres contra pobres, masas contra masas y emprenderán una represión criminal contra todo atisbo de izquierda y progresismo.

Frente a ello hay que defender la acumulación de fuerzas conquistado por el FA mediante el liderazgo de Verónika Mendoza que ha conseguido una holgada  victoria en el sur donde se encuentran importantes yacimientos minero energético.

Esta fortaleza lograda debe conducirnos a movilizarnos, potenciarse políticamente, mejorando la organización partidaria y frentista, unitariamente combinando Parlamento Nacional, con las luchas en las calles, plazas, con los gremios, colectivos, organizaciones populares y espacios conquistados levantando la agenda de los trabajadores y el pueblo en ese sentido saludamos y expresamos nuestro reconocimiento a todos los militantes del partido que contribuyeron a posicionar el liderazgo de nuestros candidatos al Congreso como el c. Jorge Gonzales de Lambayeque y la c. María Gonzales de Junín y la participación activa de los c. de las comunidades campesinas del primer sector de la provincia de Ayabaca por su valioso trabajo de fortalecimiento del partido.

Para enfrentar a los usurpadores del pueblo, de los trabajadores; siempre hemos determinado cuál es el enemigo principal en cada etapa de la lucha política, en función a ello hemos convocado unir todas las fuerzas y sectores sociales posibles para lograr dicho objetivo. La experiencia nacional e internacional, las fuerzas del progreso y de los comunistas lo confirman, como lo atestiguan los siguientes hechos: en el 2002 la izquierda en Francia votó por Jacques Chirac para derrotar al fascista Jean Marie Le Pen en la segunda vuelta presidencial. ¿La izquierda francesa abdico de sus principios?. No; lo hizo para evitar el triunfo de un partido fascista que habría asesinado las libertades, en el año 2014 en Colombia la izquierda votó por Juan Manuel Santos porque prometió continuar el diálogo de paz con las FARC para evitar el triunfo del fascista Álvaro Uribe.

En la segunda vuelta nos enfrentaremos ante dos propuestas neoliberales, pero una de ellas conlleva el ADN del crimen, la corrupción, la prepotencia, con pretensiones dinásticas, neofascista de perpetuarse en el poder (veamos, entre otras causales, cómo  su mentor el reo Alberto Fujimori postuló al senado japonés por el fascista y militarista Nuevo Partido del Pueblo indicando “ Por el país de mi padre y de mi madre, el Japón y la tierra de los samurais prometo dar mi mayor esfuerzo y mi propia vida por el Japón). Los corruptos no tienen patria ni sangre.

Por tanto llamamos a votar contra la mafia fujimorista y no propiciar el abstencionismo del voto blanco o viciado porque ello favorece el triunfo de la corrupción. El voto contra el fujimorismo no compromete a ningún pacto ni compromiso con PPK representante del neoliberalismo tecnocrático y lobista, en tal sentido nuestro deber es votar por la defensa de la democracia, de la soberanía nacional y los derechos del pueblo; con la misma convicción nos movilizaremos el 1º de Mayo Día de los Trabajadores, en homenaje a los Mártires de Chicago que ofrendaron su vida por las 8 horas y demandaremos en las calles y plazas trabajo digno y justicia social, y así mismo en esa línea convocamos a toda la militancia a impulsar la marcha nacional “ No a Keiko” que se realizará el 31 de Mayo en todo el país, dándole continuidad a ese movimiento amplio, social y político como base de la resistencia y la conquista del poder.

 

 

 

NUESTRA REVISTA TEÓRICA
Image

Navegación

Social Media