Detalle Artículos

 Volver a la Lista
| 31/Dec/1969

Derrotamos a la mafia fujimorista, la lucha contra el continuismo neoliberal sigue

Roberto De la Cruz Huamán | 15/Jun/2016 10:10:40 AM

El 05 de junio el pueblo derrotó en las ánforas a la mafia fujimorista,  se impuso la memoria, la dignidad de hombres y mujeres del Perú por un país con seguridad, con derechos y justicia social.

Los ciudadanos castigaron en las ánforas el abuso de la grosera campaña electoral con dinero de dudosa procedencia, de las mafias de sicarios de seudos sindicatos de Construcción Civil que pretendieron imponer la mentira, la farsa y con ello asaltar el poder.

En esa batalla el llamado de la lideresa del Frente Amplio Veronika Mendoza influyó en el triunfo de PPK, sin embargo consideramos que el viraje del electorado se debió esencialmente a la acción contundente y multitudinaria de la movilización social que se expresó de manera plural y diversas en las movilizaciones que se realizaron a lo largo y ancho del país condenando el retorno a la dictadura. En eso el colectivo “No a Keiko” integrado por jóvenes, organizaciones sindicales, de izquierda, progresistas, intelectuales, artistas; desempeñó un papel decisivo y protagónico en su concreción, fue determínate la lucha de masas para que un importante sector del electorado indeciso sobre todo jóvenes inclinaran su voto a favor de PPK, a lo que se sumó con pocas excepciones, el alineamiento de la inmensa mayoría de fuerzas democráticas que más allá de sus diferencias partidarias cerraron filas en defensa de la democracia.

Sin embargo no hemos derrotado al continuismo neoliberal, sólo hemos impedido el retorno de la dictadura y mantenido la democracia que también es un valor fundamental, una conquista de los pueblos y los trabajadores. Sin democracia no hay un Estado de derecho, no hay libertades ciudadanas, se impone el autoritarismo, la represión brutal y el asesinato selectivo de los dirigentes sindicales y populares.

Para nosotros la lucha continua, sólo hemos cerrado el paso a la dictadura, a la narco política y al fascismo. Hemos impedido la super concentración del poder en manos del fujimorismo.

Esa será nuestra posición frente al gobierno. Unidad, organización y lucha por cambios de la vieja estructura económica, políticas sociales y por una vida digna para los trabajadores y trabajadoras.

Sin embargo los resultados electorales demuestran que la derecha tiene hoy el control casi total del poder político y los poderes facticos. El fujimorismo con solo 25% de votos válidos tiene el control absoluto del poder legislativo con 73 congresistas de los 130 que conforman el congreso y el parlamento andino con 3 de 5 representantes de ese organismo.

Mientras Pedro Pablo Kuczynski, con un partido incipiente obtiene el gobierno y tenemos claro que significa la continuación del actual modelo neoliberal capitalista, que representa los intereses del capitalismo tradicional y que es partidario de las recetas flexibilizadoras y desreguladoras del trabajo emanados del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, y demandaremos en las calles que cumpla sus compromisos suscritos durante la campaña electoral con los diferentes  gremios. Para los comunistas, los trabajadores y el pueblo la lucha continua por desarrollo y justicia social, contra la explotación del trabajo, contra la privatización de los recursos naturales y la corrupción.

El nuevo gobierno se enfrentará a un escenario político nacional, internacional signado por una crisis recesiva de dimensión mundial y a los resultados de las elecciones nacionales, podemos afirmar que vamos a encarar un periodo complejo y difícil sobre todo para los trabajadores y el pueblo.

Más aun, en los países gobernados por regímenes de derecha se vienen aplicando medidas y ajustes dirigidos a recuperar los niveles de crecimiento en base a recorte de los derechos laborales y sociales. Así ha ocurrido en Grecia y ahora en Francia, España, Argentina y otros. Ello va acrecentar la lucha de clases y represión. 
Es importante mencionar la votación de 2,874,940 (18.74%) de electores por Veronika Mendoza, demuestra que hay un amplio sector de ciudadanos que apostaron por una opción de izquierda y que ésta se reposiciona como la segunda fuerza de oposición con una notable presencia en el movimiento popular. La unidad expresada en términos protagónicos y en la lucha de masas, aunque no en el terreno orgánico y estratégico, ha rendido sus frutos.
El camino que tenemos que asumir es forjar resistencia política y social dándole organicidad, continuidad y horizonte político al movimiento social que de manera multitudinaria, unitaria y plural se manifestó en todo el país logrando el 5 de junio derrotar a la mafia fujimorista. En esa tarea será nuestro deber jugar un papel protagónico junto a la izquierda y a la CGTP por cambiar el Perú.

 

 

 

NUESTRA REVISTA TEÓRICA
Image

Navegación

Social Media